sábado, 25 de abril de 2015

carta de amor

Apenas cuento los minutos para volver a verte, para sentir tu mirada en mi cuerpo, callo mis sentimientos con los latidos de mi corazón que repite una y otra vez tu nombre. Cierro los ojos y escucho cada palabra que me has dedicado, que suena como música en mis oídos, guardo silencio, mas en cada segundo que marca este reloj es un latido que pide tu compañía, una mirada perdida que busca tu rostro pidiéndole al cielo que ese ángel de amor que una tarde lo enamoro este presente.

Quiero tenerte en cada sueño, sentirte en cada abrazo y beso que te de, sentir como tu mirada hace latir mi corazón, como con una mirada tuya podemos hacer callar mis labios, mis pensamientos y hasta mis latidos. Te quiero, desde el primer minuto en que tus labios pronunciaron tu nombre, hasta que cierre mis ojos y con la ultima bocanada de aire diga tu nombre.


viernes, 24 de abril de 2015

Un dia mas

Segundo examen de la temporada y segundo día en el que nos veíamos, esta vez no había casi nadie en el examen, como siempre nos juntábamos los mas enredas, por así llamarnos. A las nueve de la mañana, temprano, yo había llegado un poquito antes, me senté en el banco junto a la puerta de entrada, ella llego unos diez minutos después. Me saludo y se sentó a mi lado. Comenzó a preguntarme algunas cosa sobre el examen y ver mis apuntes, yo mas pendiente de que que no se fijara en la portada que en los apuntes. Las preguntas seguían hasta cinco minutos antes de entrar en el que llego un alumno que también hacia el examen. Nos pregunto si era allí, a lo que respondimos al unisono que si. 

Larga espera, ella nerviosa por el examen, yo por estar con ella, no se cual de los dos motivos era peor, pero ambos en la misma. Llego el profesor y entramos, nos colocaron, de manera en el que ella estaba delante de mi, yo podía ver su examen. Cuatro preguntas y ella centrada en contestar. 

jueves, 23 de abril de 2015

Solo había sido el comienzo

Tan solo había pasado un día y ya me estaba comiendo la cabeza de nuevo, volvía a estar tan débil como hacia meses atrás, esta vez con algo mas de valor, pero con las mismas dudas. Yo enamorado de ella, eso no puedo dudarlo y ella, quien sabe, porque no se dejaba mostrar, si esta vez quería algo mas. Comencé a darle vueltas, quedaba algo mas de una semana de exámenes y después un descanso, en esa semana me encontraría con ella al menos dos veces mas. 

Comencé a abandonar un poco de lado mis estudios y centrarme en lo que ella quería, estaba horas pegado al ordenador viendo si se conecta o no, si escribe algo me pregunta, pero nada. Yo no quería dar de nuevo el paso, ya había cometido dos veces mas ese error y lo había pagado un poco caro, si de verdad ella quiere algo que me lo demuestre, yo pondré todo de mi parte, pero no iniciare nada. Ese era mi pensamiento, aunque no mis hechos. 


miércoles, 22 de abril de 2015

Un dia de descanso

Tras una noche de darle vueltas a mi cabeza desperté, como siempre mi primer pensamiento era ella. Comencé con mi rutina desayuno, ver un rato la tele y estudiar. En cada descanso me introducía en las redes sociales, esta vez tenia ganas de algo de risa por lo que puse en uno de mis estados algo gracioso. Ella lo vio y comento, entonces mi cabeza dejo de centrarse y pensó en ella. Había sido una indirecta, o simplemente un comentario sin malicia, lo comente con algunos amigos del foro, algunos decían que era una indirecta y otros que este tema ya rallaba un poco. Como siempre, yo esperanzador opte por las respuestas positivas, de todas formas el no ya lo tengo. Sin embargo no tenia valor, al día siguiente nos encontraríamos y quería estar seguro si le intereso o no antes de volverla a liar. El tiempo me dirá que le intereso o vuelve a jugar a ese juego en el que yo caigo de nuevo.    



martes, 21 de abril de 2015

Queda un poco menos II

Terminamos el examen, yo tranquilo mi trabajo estaba hecho, ella un poco intranquila al parecer no le había salido del todo bien. Nos encontramos fuera, yo salí de los primeros y ella casi al mismo tiempo. Comentamos un poco el examen, ella se notaba un poco triste. Intente animarla diciendo que quizás aprobaría, a lo mejor tenia suerte y aprobaba, conseguí que se fuera algo mejor. Esta vez estaba cansado por lo que decidí irme para casa y ella lo mismo. La acompañe a la parada del bus mientras hablábamos de cosas sin importancia, algún chascarrillo y poco mas. Ella cogió el bus para su casa y yo el mio. 

Mientras me dirigía a casa mi cabeza no dejaba de dar vueltas, se había ido un poco triste, espero que se alegre un poco. También estuve pensando en su trato, en su forma de hablarme, no había sido ni cortante ni fría, sino todo lo contrario, se notaba acercamiento. Yo seguía enamorado de ella, es de cajón, y ella lo sabia, pero esta vez no quiera perderle, con la escena de hacia unos días ya había bastante. 


lunes, 20 de abril de 2015

Carta de amor

Apenas levanto cabeza, no puedo dejar de pensar en ti, se que es difícil estar contigo, pero lo es mas aun estar sin ti. No soy un caballero, creo que en eso te has dado cuenta, me falta valor y me sobran sentimientos. Me enamore de ti, lo sabes, creo lo he dicho tantas veces que hasta el cielo lo sabe, y aunque yo diga que es valor lo que me falta no es del todo correcto. Me pregunto si un tarado como yo puede tener alguien tan maravillosa como tu, alguien con quien sueñe, ame y quiera. 


Yo apenas puedo darte cosas bonitas, vivo de mi trabajo, de lo que hago con mis manos y el sangrado de mis riñones. Vivo al día, luchando para no caer en el abismo y pagando poco a poco, no te podre dar fiestas, ni vestidos caros, ni joyas. Pero hay algo que si puedo darte, mi amor incondicional, un hombro sobre el que apoyarte cuando te hagas falta, alguien que estará cerca de ti en lo bueno y en lo malo, que tendera su mano cuando caigas para levantarte y que mirara al cielo cuando hacia el te eleves. 

Me despido, no sin antes decirte que ha sido un placer haber conocido a alguien a quien querer de forma incondicional, a alguien que siempre esta en mi mente, en mis sueños y en mis deseos, Gracias. 

domingo, 19 de abril de 2015

Queda un poco menos

Comenzó febrero, ese temido mes en el que suelen ponerte las pilas. Yo me centraba en mis exámenes, y de entre pagina y pagina lanzaba alguna que otra indirecta a esta morena. Unas veces no hacia caso pero otras si que entraba al trapo. Después de un tiempo sin hablar con ella por el chat de las redes sociales una mañana le eche coraje y le pregunte como le iba. Pensé que tardaría en contestar, sin embargo ni un minuto y apareció conectada. Estuvimos un rato hablando por el chat, comenzamos hablando de los exámenes y terminamos hablando en que hacer al acabar. 

La verdad es que yo le seguía un poco la corriente a ella, por una vez estaba mas centrado en los estudios que en otra cosa, raro en mi, pero cierto, al menos por esta vez. Ella me contó que cuando terminara que se iría de fiesta, yo bromeando le dije, que bueno si ella quería yo me iba con ella por lo que me contesto, eso esta hecho. 


sábado, 18 de abril de 2015

Pasan los dias

Mientras llega nuestro próximo encontronazo, los días pasan, poco varia, o al menos eso me pareció. Yo seguía con mis cosas, intentaba centrarme en lo mio dejando un poco apartado a ella, aun así siempre había un rato que dedicaba. Después de aquella mañana yo me sentía un poco confuso, y para ver por donde irían los tiros esta vez yo dejaba caer alguna que otra perla en mis redes sociales, de manera que ella las viera y haber por donde salia. Pasaron dos días, desde aquella coincidencia cuando en una de estas perlitas se decidió a contestarme, respuesta que seguía el hilo, ahora mi opción era dejarla pasar o seguir probando. Opte por contestar tirando un poco del sedal y volvió a responderme.

Estaba mas claro, esta vez parece que el juego comienza a ser mas serio entre los dos. Así y todo tras llevar tres palos es difícil plantearse volver a hacer nada sin estar seguro. Busque algunas opiniones, entre amigos, tiempo perdido, por lo que opte por aquellos que tras una pantalla de ordenador me daban su pequeña opinión. Algunos estaban en contra, que pasara olímpicamente, pero otros veían algo de esperanza, lo justo para animarme. El que hacer, no lo sabia, pero quizás volvamos a jugar una nueva mano en esta mesa llamada amor. 


viernes, 17 de abril de 2015

Confuso

Esa mañana me sentí confuso, yo creí que no le interesaba y sin embargo vi algunos gestos que me indicaban que no. Ya había intentado que fuera algo mas y había obtenido tres negativas, el marcador no estaba como para seguir el partido y como no sabia a quien pedir ayuda opte por lo mas habitual de esta sociedad. Entre en Internet, ese "gran sabio" que todo lo sabe y encontré un pequeño foro en el que me aconsejarían. Al principio sus opiniones eran muy tajantes, déjala, olvídala, pero a medida que contaba algunos de estos detalles, mas de uno se atrevía a apostar por volver a arriesgar. 

Yo no estaba muy convencido, es mas yo estaba optando por seguir como antes olvidar y punto. Sin embargo en días posteriores se dejaron caer algunos detalles que hacían pensar en que tenia alguna oportunidad. Espere y junto con algunos consejos fui observando cual era su reacción. A unos días de volvernos a encontrar ya me hablaba por las redes sociales, bromeaba y estaba en la misma actitud que hace meses atrás, era la oportunidad o no, no lo sabia, habrá que intentarlo quizás. 


jueves, 16 de abril de 2015

Dia confundido

Mi indiferencia era clara, ya me había pasado bastante como para seguir el juego, si ella quiera algo debía demostrarlo. Entramos en ese examen, como siempre yo tarde poco en hacerlo y salí de los primeros. Esta vez me había salido de pena, aunque intente estar concentrado, volví a pensar en ella y eso ocupaba gran parte de mi cabeza. Una ve fuera decidí tomar un café, mientras tanto ella salio, yo leía el periódico con mi café cuando se acerco, comenzó a preguntar, esta ve de forma amable, como me había salido. Le dije que mal, que no aprobaría, ella me contaba que también le había salido mal. Pague mi café y me iba a ir, cuando me dijo, te acompaña si vas andando. Sin problema, como gustes, así el camino sera mas corto.

Nos dirigíamos andando a nuestras casas, por el camino ella me contaba como había preparado el examen y como iba con el resto, yo estaba en reservado. Me pidió unos apuntes, para que estudiara mejor, yo como buen amigo le dije que se los enviaría. Seguimos hablando como buenos amigos hasta que ella llego cerca de su casa y yo seguí mi camino. Se despidió, y mientras me alejaba vi como seguía mirando, cosa que yo no entendía. 

miércoles, 15 de abril de 2015

Noche

La verdad no me sentía culpable y mas bien aliviado. Aunque había estado coqueteando conmigo parecía que pasara de mi de nuevo. Llegue a casa tranquilamente y encendí mi ordenador, y para mi sorpresa un mensaje de ella. Me preguntaba que porque había reaccionado así, que ella no pensaba que yo fuera así. Esta vez fui claro y sincero, me calentó y como bien tu sabes me gustas y me sentí celoso. Breve pero clara la respuesta, decidí enviárselo así. al parecer me había demostrado que yo se la traía al fresco, así que mejor así. Apenas paso un minuto cuando me volvió a contestar, esta vez vía chat, comenzó ha decirme que algo de razón si que tenia yo. Mi cara era un poema, ella dándome la razón, le digo que me gusta, cosa que ya sabia ella, y me sigue hablando. Hablamos media hora, ya ella se despidió, debía hacer la cena. Si antes de esto ya mi cabeza estaba confusa, ahora ya no sabia ni por donde andar. 


martes, 14 de abril de 2015

Tarde en el laboratorio

Esa tarde me tocaba practicas, yo tranquilamente me dirigía al edificio en donde tendría lugar. Llevaba mis cascos puestos escuchando algo de música cuando de pronto aparece ella con un compañero de clase. Como quedaba bastante tiempo para iniciar las practicas me pare para hablar con ella, esta ve estaba un poco borde la verdad, al menos al principio. Comenzó a preguntarme a donde iba y de donde venia, obvio vendría de casa e iría a clase o practicas. Así conteste por lo que me siguió diciendo que apuntara las respuestas de los cuestionarios que nos harían para que después ella pueda poner lo mismo. Yo dije, y que gano yo con eso, a lo que contesto tu pide. Hubo un silencio que termino con una pequeña sonrisa que fue roto por su acompañante. De forma descarada me dijo espabilate que llegas tarde, a lo que conteste ese es mi problema. A partir de ahí no recuerdo lo que siguió, pero debió ser algo que me calentó, según se ponía borde mas se acercaba a ella con lo que termino, ella dándome gritos y el con un puñetazo en la nariz. 

Después de la escenita yo seguí mi camino tranquilamente mientras ella se quedaba con él. Estaba claro creo que no le importo, así que pasemos de ella. Siguió mi tarde y termino el dia. Unas cervezas con los amigos para olvidar el al trago y contar la anécdota que ya algunos conocían. 


lunes, 13 de abril de 2015

Ella volvia .

Tras ese ultimo día, estuvimos un gran tiempo sin encontrarnos y prácticamente sin dirigirnos la palabra. Yo volví a echar mi orgullo y apenas contestaba algunos mensajes que me dejara. Intentaba olvidadla, por todos lo métodos posibles, centrar de nuevo mi vida en la rutina que ella había roto meses atrás, y lo conseguí, al menos hasta ese mes de enero en el que nos volvimos a encontrar. 

Yo sentado en un banco, repasando mis apuntes justo antes de entrar al examen, como siempre, cuando de pronto ella se acerca sin que yo me de cuenta. Me pregunta que hago allí, y como respuesta obvia le contesto creo que tengo un examen. Sigo centrado en mis apuntes, si hacerle mucho caso, pero ella sigue en sus trece, esta vez me pregunta creía que habías aprobado ya y ciertamente había sido así, pero por motivos ajenos a mi suspendí y debía presentarme de nuevo al examen. Esta vez debía aprobar, me lo había currado, así que contestaba y seguía centrado en mis apuntes. Pero ella seguía preguntando y al ver que no hacia caso solo esa frase que marco la diferencia has suspendido porque eres tonto.


domingo, 12 de abril de 2015

La vida sigue

Esto no podía seguir así, yo enamorado y cuando ya creía haberla olvidado vuelve a tocar mi corazón, no es justo. Haria cualquier cosa por quererla y que este conmigo, pero estoy pagando demasiado caro mi cobardía de meses atrás. Con esta ultima ya van tres las veces que había herido mi corazón y esta vez también mi orgullo. Me preguntaba una y otra vez cual era su intención, porque cuando yo me alejaba ella se acercaba y cuando yo daba un paso ella salia corriendo. Tenia interés o simplemente jugaba conmigo, me lo pregunte durante meses, noche tras noche mientras esta historia continuaba. Yo enamorado como un tonto, ella cada vez mas guapa y así un día y otro día.



sábado, 11 de abril de 2015

La fiesta; segunda parte

Por mucho que yo me hiciera el fuerte, seguía enamorado de ella, lo sabia yo y lo sabia ella. Tras pasar mas de dos horas de charla, comenzó a jugar a un juego que no suele gustar. Ella se estaba dando cuenta que yo "pasaba" un poco de ella, y pasar de una mujer como ella tiene sus contradicciones. Comenzo a hablar con otro en plan tonteo, me miraba y seguía, pretendía que yo me encendiera y lo consiguió. Apenas pude aguantar unos minutos viendo como apuñalaba el poco orgullo que me quedaba, en mi cabeza dos opciones o irme o formar un poco de jaleo.

Opte por irme, la otra opción fue descartada, soy un hombre pero ante todo un caballero. Llegue a mi casa, con el cabreo apenas tarde mas de veinte minutos, encendí mi ordenador e hice como cada tarde, escribir una entrada en este blog y abrir mis redes sociales. La sorpresa fue mas que sonada, cuando entre los contactos ella estaba conectada. No me rebajaría mas, por lo que cerré mi cuenta y me fui a dormir.

Tras una noche de desvelo, desperté en este mundo, con tristeza por un lado, cabreo por el otro, como era temprano conecte mi ordenador y volví  ha abrir la red social, al desconectarme me había dejado un mensaje, preguntando si me pasaba algo o estaba cabreado con ella. Algo increíble, me da un golpe y me pregunta si me encuentro bien...


viernes, 10 de abril de 2015

La fiesta

Tras la confusión creada esta mañana me disponía a olvidar todo y pasármelo bien. Llegamos a media tarde, serian sobre las siete mas o menos, arreglados para la ocasión unos amigos y yo. Como esperar que en esa fiesta estaría esa persona  que yo estaba intentando evitar, allí estaba con su vestido escotado, increíble, justo lo que me faltaba. Me aleje de ella, comencé a tomar alguna copa, pero no pasaron mas de diez minutos cuando se acerco a mi. Comenzamos a hablar, como si nada hubiese pasado, ella con una sonrisa en los labios y dando explicaciones de porque estaba allí. Yo con mi copa en la mano, escuchando, como siempre, pero esta vez la cosa había cambiado. Creo que se dio cuenta que estaba pasando un poco de ella y empezó a tocar temas un poco mas íntimos. Yo seguía la conversación, pero tras el palo de meses anteriores me mantenía alejado.

Un palo y tres meses sin verla habían conseguido que se me quitara un poco la ceguera por ella, pero aun así ella seguía hablándome, incluso preguntándome. Esto era nuevo, ella interesándose por mi, yo contestaba a cada pregunta y me iba metiendo en la conversación prestando mas atención. Pero solo eso, si esperaba que hiciera algo, creo que estaba mas que confundida. 


jueves, 9 de abril de 2015

Vuelta a lo mismo

Mi cabeza se había vuelto loca, que quería ahora, cuando ya estaba a punto de olvidadla vuelve a cruzarse y me hace un destrozo. La confusión era mi duda, ya me había arriesgado una vez y me salio mal, ella no quería estar conmigo, al menos eso me dijo. En este momento pensé que seria un gesto de amistad, aunque viniendo de ella, era muy raro. No volví a darle vueltas al asunto, al menos durante unas horas.

Esa noche me esperaba una fiesta, alcohol y mujeres lo que todo chico universitario necesita para una buena noche. Tocaba arreglarse, peinarse bien y salir en busca de guerra, esta noche triunfo y olvido a esa chica que ya casi no recuerdo. Ese era mi pensamiento, una buena fiesta con los amigos haría que se terminara de olvidar y dejara de calentarme la cabeza con el hecho aislado de esa mañana. Pero como en veces anteriores, me esperaba un golpe mas del destino.


miércoles, 8 de abril de 2015

Pasaron tres meses

Paso el verano, tres meses en los que creía haberme olvidado de ella, ya apenas estaba en mis pensamientos y me dejaba alguna que otra noche libre para soñar. Sin embargo el destino le gusta jugar a un juego estaño, volver a hacerte caer en el mismo agujero. Toco volver a esa universidad, a ese lugar en el que hacia casi un año que conocí a quien fue mi sueño mas feliz. Llegue un poco avergonzado, esperando no encontrarme con ella, y así fue durante los diez primeros días. 

Mis días estaban en rutina cuando la volvió a romper, estaba sentado desayunando, tranquilamente, cuando se acerco por detrás. Yo esperaba que se pasara de lejos, sin embargo se acerco, me saludo y estuvo preguntando que tal el verano. Perfecto dije yo, no podía decirle que había estado en modo olvidar a la chica amada, tocaba ser fuerte. Tras unos minutos se marcho, pero no sin antes despedirse de mi con un beso en la mejilla.

Destino cruel, vienes y golpeas donde mas duele, porque vuelve a hacerme débil, todo lo que había olvidado volvió a mi cabeza. Tres meses intentando quitarme de la cabeza para nada. Ahora ella viene, con su belleza, su sonrisa, su dulce voz, y en un minuto hace que me acuerde de todo. 

martes, 7 de abril de 2015

Carta a la tristeza

Hoy no soy yo el que escribe, son mis lagrimas y mi corazón roto, son el recuerdo imborrable de quien una tarde me hizo el hombre mas especial de este mundo, de alguien que me hizo soñar, pensar en un futuro. Hoy se perdió, el hombre, el sentimiento y la poca cordura que pueda quedar en él. Busco la explicación a un futuro que se rompió en mis narices en el fondo de un vaso, unido siempre a mi fiel melancolía y de única compañía la bonita soledad. Borro los te quiero y me gustas que tanto tiempo he guardado, repaso los recuerdos en los que me he bañado cada noche, en cada sonrisa que he esbozado con cada uno de ellos y como no las lagrimas que solo este teclado conoce.

Son son palabras fáciles, y mas para quien ha amado y no conoce el motivo. Lo bonito es enamorarse y lo duro olvidar a quien se ama, explicarte cada mañana que la única razón por la que vivías, ya no existe, ya no es lógico, se marcho. Vuelves a una rutina en la que las mañanas y la tarde se diferencian en una comida, el insomnio de pensar en ti ha pasado a ser tristeza y los poemas a vellos pensamientos que una ve ardieron en mi mente. 


lunes, 6 de abril de 2015

Duro golpe

Tenia su respuesta, tanto tiempo esperando y pensando no han servido para nada. La melancolía y la tristeza se apodero de mi, comencé a pensar que quizás debí de hacer esto antes y no esperar tanto, que la cobardía había sido un determinante. Pero la pregunta que mas me hacia era "y ahora que..." intento olvidar a quien es el motivo de mi sueños, de mis ilusiones y quien ha llenado los últimos nueve meses de sonrisas mi vida. Como explicar a mi cabeza que la olvide, que no recuerde nada de ella, que ella es el pasado y que todo termino.

El olvido es mas difícil cuando de verdad has querido a una persona, tarde en enamorarme un minuto, pero cuanto tardaría en olvidadla. Me esperaba un verano duro, debía olvidar lo que durante estos últimos meses había sido para mi, el nombre, la cara, la sonrisa de la persona mas especial. Al menos tenia la ventaja de que me esperaban tres meses en los que no vería el lugar en el que la conocí, y lo mas difícil no la vería a ella. 


domingo, 5 de abril de 2015

Respuesta

El mensaje estaba enviado, ahora solo tocaba esperar, tener eso que llaman paciencia. Espere una hora, pero ella no se conectaba, por lo que no podia haber leido el mensaje. Decidi, salir a dar una vuelta, asi me tranquilizaria y dejaria de pensar de que mi futuro estaba en un mensaje enviado a traves de na red social. Cuanto mas lo pensaba mas cobarde y cutre me parecia, pero no habia otro modo, asi que, tocaba esperar. Por mi cabeza pasaban mil ideas, que hacer si me dice que si y si me dice que no. 

Tras tres horas de paseo regrese a casa, encendi mi ordenador y vi, mensaje privado nuevo. El corazón se me salia de la boca, al menos habia contestado, lo abri con nerviosismo y comence a leer. A ver, me siento muy alagada por todo lo que me has dicho, pero en serio no soy tan especial.....
y lo siento, no es que tenga novio como tal pero si que hay alguien, y no quiero dejarlo porque tal y como estoy me va bien.
Con esto no quiero que me dejes de hablar porque considero que eres una persona muy simpática y buena, a si que espero que cuando me veas me sigas saludando o por lo menos yo si que lo seguiré haciendo porque me caes muy bien ok??
y no me ha molestado ni me he cabreado, a si que no te preocupes.



sábado, 4 de abril de 2015

El día que marco la historia

Llegue a casa tras un rato con los amigos, no hacia mas que darle vueltas a lo que había pasado, debía de hacer algo si quería conocer su opinión. La única posibilidad que me quedaba era la mas cobarde, la que nunca debe tomar ningún hombre que se precie, si de verdad quiere ser apreciado por la chica, Internet. Entre en la red social en la que ella estaba agregada, hacia dos días que no se conectaba, pero de perdidos al rió, había que hacer algo y no dejarlo pasar mas.

Pase diez minutos esperando que se conectara, cosa que no ocurrió, por lo que si de por si ya era cobarde mi acción de decirle que me gusta por Internet, decírselo cuando ella no esta conectada es aun peor. Escribí un mensaje privado que decía literalmente asi; "No debería de hacerlo así, pero lo mas seguro que sea la única forma. En primer lugar te pido que no te cabrees y si quieres léelo. Cuando acabes de leerlo si quieres contestar te lo agradeceré, sino lo tomare como un no.
Te conozco desde este año, poco tiempo, pero el suficiente para saber que me gustas. Nunca me había pasado, que mire a una chica a los ojos y no me salgan las palabras. Desde hace un tiempo quisiera habértelo dicho a la cara, pero no soy capaz. Pienso que eres una chica muy especial, y no quería perder la oportunidad de decírtelo. El otro día cuando te sentaste a mi lado en el banco pensé que era el momento, pero cuando veía tu mirada no podía. Esto nunca me había pasado, pero es así. Ni siquiera se si tienes novio, si es así debe ser muy afortunado. Solo te voy ha hacer una pregunta, ¿quieres salir conmigo? Como he dicho anteriormente, si quieres contestarme te lo agradeceré, sino, lo tomare como un no. Si te ha molestado te pido perdón, por adelantado, incluso cuando me vuelvas a ver me cruzas la cara lo aceptare y puedes estar segura que no lo volveré ha molestarte."



viernes, 3 de abril de 2015

El famoso dia

Apenas hacia diez minutos que termine mi examen y salí por aquella puerta cuando lo hizo ella. Se detuvo en el banco donde yo estaba sentado y comenzamos a hablar del examen. Esta ve le había salido bastante bien y estaba contenta, creo que era el momento de hablar con ella. Sin embargo, el destino le gusta jugar sus cartas y cuando me decidía a decirle que me gustaba salio otro compañero y se se vino al banco en el que estábamos los dos. Perfecto, hoy que estoy decidido y viene el cantamañanas este a tocar las narices, eso pense. Al momento ella se despidió y se marcho.

Otro día mas que se marcha sin haberle dicho nada, otro día mas me voy para casa con las palabras en la boca, los ánimos por los suelos y la mirada perdida. Necesitaba desconectar, por lo que decidí ir a tomar unas cañas con unos amigos, apenas habíamos hecho llegar y pedir cuando ella se acerco. No lo esperaba, yo nervioso, rodeado de compañeros, ni era el momento ni tampoco e lugar para confesar. Esta vez lo dejaría pasar, como las veces anteriores. 


miércoles, 1 de abril de 2015

La esperanza se termina

La esperanza cayo de golpe, en esta ocasión ya había reunido el valor suficiente, sin embargo no hubo oportunidad. Tan solo quedaba un único día, una única oportunidad de vernos y poder decirle lo que siento. Comencé a pensar que el destino no quería que estuviéramos juntos, que ella no seria para mi, o que simplemente este hombre ya había derrochado bastante tiempo tras una cobardía que no lo había llevado a ningún sitio.

Volví a casa, con la tristeza en los ojos, la moral por los suelos y con su imagen en mi cabeza. No podía decirle que me gustaba, pero tampoco podía borrar de mi cabeza su nombre, su imagen y cada segundo en el que la tuve frente a mis ojos. Tan solo una oportunidad mas, un día en el que me la juego todo o nada, aunque el no ya lo tengo, veremos que ocurre cuando le diga me gustas. 


martes, 31 de marzo de 2015

Carta a la desesperación

Un día mas mi cabeza no deja de pensar en ti, una ve mas llego a casa con el animo por los suelos, una vez mas mi sueño termina cuando despierto un minuto después que cruces esa esquina. Las lagrimas recorren mis mejillas, miro al horizonte viendo como se oculta el sol, mientras escribo estas lineas que salen de las heridas de este corazón que un dia hiciste tuyo. Todo me da igual, pasan los pájaros, las personas y las lagrimas siguen cayendo, derramándose sobre este folio blanco y borrando la tinta. Mis pensamientos no dejan de sucederse, aparecen esos ojos marrones, ese pelo negro azabache, esa cara redonda y esa sonrisa que hace que no puedas salir de mi cabeza. 

Lo siento, este ya se volvió loco, no puedo tenerte, no puedo olvidarte, dame una solución. Que hago si de lo que mas seguro que estoy en mi vida es un error, si apuesto siempre al dos y los dados siguen marcando siete. Perdóname por ser como soy, por quererte como lo hago y por no tener mas que halagos para la mujer mas maravillosa que he conocido. 


lunes, 30 de marzo de 2015

Un dia mas una oportunidad menos

Esa noche planee como decirle que me gustaba, había que echarle valor sino quería perder para siempre a quien de verdad me importaba. Ese día desperté con el valor mas que suficiente, hoy seria el día en el que ella sabría que me gustaba. Paso la mañana, y yo no podía pensar en otra cosa, ya sabia lo que iba a decir y que fuera lo que ella quiera. Habían pasado mas de ocho meses en los que estaba volviéndome loco, había gestos en los que me demostraba que podía tener alguna oportunidad y otros en los que pasaba olímpicamente. 

Llego la hora en la que nos encontraríamos, las cuatro de la tarde, la misma hora en la que la conocí meses atrás. Estaba lleno de gente, un examen mas que concurrido, lo raro es que ella llegaba tarde, pero apenas cinco minutos para entrar y ella no estaba. Tanto preparativo para nada, yo ya me había hecho la idea de que hoy seria el día, y nada, un día mas una oportunidad menos.

Llego junto antes de entrar, apenas pude decirle hola. Comenzó el examen y mi cabeza estaba mas pendiente de ella que de hacer el examen, no podía dejar de mirarla. Tras quince minutos conseguí concentrarme y hacer el examen. Cuando apenas llevaba la mitad del mio, ella se levanto y fue. Me di prisa en terminar, pero cuando ya lo había hecho ya no estaba, se había marchado.

domingo, 29 de marzo de 2015

La semana

Un día mas en el que coincidíamos, una derrota mas a mis espaldas. Apenas hablamos de otra cosa mas que del examen, ella triste por el posible suspenso, yo contento por haber hecho un buen examen y triste por verla a ella así. Me fui para casa, no podía dejar de pensar en ella, seguiría triste, ya se le habría pasado. Esa noche apenas pude dormir, le di tantas vueltas a mi cabeza que me estallaba, entendí que me gustaba e importaba mas de lo que yo creía, y que debería de hacer algo, sino quería perderla para siempre.

Amaneció un nuevo día, a tan solo unas horas de volverla a ver, yo volvía con mi rutina diaria, mucho tiempo en Internet esperando ver ese politito verde encendido. Se encendió a media mañana, pero en el momento en que iba a escribir algo se desconecto. Volvió a caer mi animo, quería preguntarle que tal llevaba su próximo examen pero nada. Esperaremos a mañana haber que ocurre. 


sábado, 28 de marzo de 2015

Carta triste de amor

Apenas puedo escribir, las lagrimas en mis ojos manchan el papel inmaculado y borran la tinta que tan cuidadosamente deja mis palabras en él. He callado durante tanto tiempo que ni se cuando empezó, como o porque. Apareces en mis sueños, no puedo borrarte de mi mente, pero lo mas grave es que apenas me salen las palabras cuando te miro a los ojos. Estoy enamorado desde el primer momento, llevo grabado tu nombre en cada célula de mi cuerpo y aun así no puedo decírtelo. Puedo hacer mil y una gilipollez, escribir cientos de estados, cien cartas de amor y un cuento de hadas que no se cumple, pero no puedo decirte que me gustas, que pasaría el resto de mi vida contigo.

Pasan mis días, o al menos eso dice mi reloj y mi calendario. Escribo los te quiero en un diario que se ha quedado sin hojas, deshojo los pétalos de las margaritas de diez en diez y todas cambian su respuesta. Se fue la alegría, aparece la tristeza y melancolía cuando cruzas esa esquina, intento ser fuerte, pero no me queden fuerzas para nada, la única alegría eres tú y sin ti esto es una monotonía donde pasan las horas, suman los días y rompo la hoja de cada mes que pasa, son cuentas inacabadas. 


viernes, 27 de marzo de 2015

Llego esa semana

Pasaron dos meses mas hasta coincidir de nuevo en los exámenes, apenas habíamos hablado mas que el encuentro de ese único día y alguna vez que otra por la red social. Yo enamorado como un bobo, ella increíblemente guapa, cada día mas si era posible. En este caso ella estaba allí cuando yo llegue, los dos únicos que haríamos el examen, que oportunidad mas buena, pensé yo. Sin embargo ella estaba distante, apenas hablaba, es como si le ocurriera algo. No me atreví a preguntar, no se si por cobardía o por respetar su intimidad.

Entramos a ese examen, ese que yo había suspendido por estar pensando en ella. Termine yo primero, como siempre, esta vez si había tenido suerte y lo había bordado, ella salio al momento. Comenzamos a hablar del examen como dos compañeros de clase, tras un rato ella se fue defraudada, había contestado varias preguntas mal y suspendería. No era un buen momento para contar mi cuento, esperaría, ya que en esa semana coincidiríamos dos veces mas.


jueves, 26 de marzo de 2015

Sigo enamorado

Tuvieron que pasar mas de un mes hasta que nos volvimos a encontrar, un mes en el que yo no hacia mas que maldecir aquel día en que le dije que no, un mes en el que me volvía loco por no saber de ella. Apenas tuvimos tiempo para saludarnos, ella tan guapa como siempre, yo tan miedoso, nada había cambiado, ella una chica increíble y yo un garrulo de ciudad mas bruto que una infusión de pan rallado. 

Aun así no podía olvidarme de ella, un mes sin verla y apenas podía olvidar un minuto que hubiese compartido con ella, me estaba volviendo loco. Un día tras otro pensaba en ella, en que decir, en que hacer, incluso escribiera una y otra vez lo que debía de decir, sin embargo en el momento en el que estaba frente a mi todo se esfumaba. Así sigue este calvario, yo enamorado de ella y ella sin apenas saber que me gustaba, es mas con esa negativa incluso creía que ni me gustaba, que pasaría de ella. Que hacer, no puedo olvidadla, pero tampoco tengo el valor suficiente como para decirle que me gusta.


miércoles, 25 de marzo de 2015

Un dia nefato

Así fue durante un tiempo, la rutina se apodero de mi hasta que el destino nos llevo a un encuentro. Yo ya había desistido, estaba locamente enamorado de ella, sin embargo no me atrevía a decir ni una sola palabra. Todo comenzó como siempre, coincidir en esa parada y comenzar a una conversación por cortesía que no llevaba mas a ocupar el tiempo de espera.

Sin embargo algo cambio, ultimo examen de ese cuatrimestre, ella contenta, con una sonrisa de oreja a oreja y yo, pues como siempre feliz por estar un rato con ella, pero agotado de esta situación. A cinco minutos de entrar salieron de su boca unas palabras que jamas olvidare, "¿que harás después de salir?, vayámonos de fiesta esta noche". Increíble, me estaba proponiendo que saliéramos juntos los dos una noche. Mi cabeza loca no sabia ni que decir, sin embargo mi boca me traiciono con un no puedo que lamente durante mucho tiempo.

Así termino el día, ella invitándome a salir y yo como un gilipollas diciendo que no, muriéndome de ganas por estar a su lado y la puta cobardía hace que diga que no. No podía creerlo, le había dicho que no a la mujer de la que estaba enamorado. Maldita sea mi estampa, me maldije una y mil veces, pero el error ya estaba cometido. 

martes, 24 de marzo de 2015

Los días continúan

Pasaron los días, una derrota mas a mis espaldas, un montón de cartas, poemas y sentimientos guardados solo y exclusivamente en mi cabeza. No hay valor es lo que me repetía una y otra vez, el destino no quiere que este a su lado. Me plantee mas de una vez hacerlo, sin embargo lo único que pasaban eran las horas y los días y yo seguía sin decirle a la mujer mas especial del planeta que estaba locamente enamorado.

Mi red social se volvía loca, pasaba mas tiempo frente a este ordenador, que en el mundo, tan solo salia un ápice de sonrisa cuando en uno de estos tiempos se encendía un punto verde frente a su nombre. Único momento al día en el que mi cabeza comenzaba a ar vueltas, comenzaba a pensar y a recordar aquellos pequeños ratos que compartí con ella, pero ya esta, el botón verde se volvía a apagar, al igual que mi sonrisa. 


lunes, 23 de marzo de 2015

El dia termino:

El tiempo paso y no me atrevía a decirte ni la mitad de lo que pensaba, iba echando algo de valor, cuando la gente se acercaba y este volvió a esconderse. Te fuiste con una despedida en la que me mirabas esperando algo que no había sucedido, mis palabras se las había tragado la cobardía que me perseguría durante un tiempo. La alegría y la tristeza luchaban en mi, había pasado un rato increíble contigo, había estado con la mujer de mis sueños, sentados en un banco charlando, pero ella se había marchado y no había dicho ni una sola de las palabras en las que tanto había pensando.

La derrota cayo en la noche, llegar a casa y darme cuenta que la meta había estado tan cerca y yo corría hacia el otro lado. Que una princesa de una oportunidad a un haragán como yo no pasa todos los días, que comparta su tiempo aunque sea pequeño, no pasa todos los días. La cobardía y quizás la inexperiencia de tratar con princesas calle esas palabras que arden en mi pecho, hacen mella en mi alma, pero enmudecen mi boca. 


domingo, 22 de marzo de 2015

El dia mas especial; continua

La esperanza se apagaba con aquella frialdad con la que sus palabras me trataban, sin embargo algo debió de cambiar en ese momento que pasamos juntos. Termino el examen, ese al que nos enfrentamos aquel día y comenzó ese que nos depara la vida. Salí primero, como siempre, esta vez había tenido suerte y lo había bordado, al momento saliste tú, yo esperaba que pasaras de mi y te fuera, nada mas lejos de lo que paso, te detuviste en el banco donde yo estaba y te sentaste.

Yo en silencio, contaba los segundos que pasaban desde que te sentaste, y entonces comenzaste a hablar. La frialdad de tus palabras se convirtió en dulzura, música para mis oídos. Si te soy sincero al principio no estaba atento a lo que me decías, esa dulzura me llevaba a un mundo en mi cabeza. Pasamos un rato, un gran rato en el que charlamos y conocí a esa persona de la que me había enamorado, dulce, fuerte y a la vez sentimental. Se que esperabas mas de mi, pero como en otras ocasiones el miedo a que me dieras un no, hacia mi silencio.


sábado, 21 de marzo de 2015

Palabras de amor

Hoy no hay calma para estos sentimientos, hoy no hay viento que sople sobre esas velas que me llevan mar adentro gobernado tan solo por las olas. Hoy mas que nada te quiero, no encuentro mas que palabras que me recuerden a ti, que me hagan soñar, sentir, vivir, pensar en ti. Todo me recuerda a ti, el sonido del viento, el silencio de esta tarde en la que me sumerjo en estos versos que quiero componer, pero apenas se caen las letras. Hoy soy mas débil que ayer, mostré mi debilidad, tú y perdí la poca cordura que pudiera haber en mi. Mis sentimientos arden en la pasión, vivo en los sueños que no he cumplido, en los besos que no he podido darte, en los abrazos que aun siguen conmigo y solo desean darte. Te quiero lo sabes porque no ha habido momento en esta vida en la que deje de hacerlo, ni ahora, ni nunca. 


viernes, 20 de marzo de 2015

El dias mas especial; inicio

Tuvieron que pasar dos días para volverla a ver, dos días, cuarenta y ocho horas para escuchar su voz y poder tener una oportunidad mas. Ya hacia cuatro meses que la conocía , cuatro largos meses en los que nos habíamos visto, hablado, e incluso coqueteado. Un día mas comienza como siempre, llego a ese lugar en el que se supone que debe de estar ella, y allí estaba. Preciosa como siempre a la paz que sencilla, sentado en ese banco el cual fue el confesor de mis pecados. 

Salude, como todos los días y comenzamos una conversación como aquellos que apenas se conocen, me estaño ese comportamiento frió y distante en el que se había envuelto. Borde como nunca había sido, mientras yo callado y tragando saliva. Apenas pude responder, yo me estaba tragando mi orgullo, mis sentimientos y todo en lo que me había convertido este sueño.

Entre en ese aula, como cordero en un matadero, sin apenas conocer mi futuro y viendo como el sueño se hacia pedazos. Su frialdad me mato, quizas fue el nerviosismo, quizás el lugar o quizás el querer disimular frente a las plantas que nos veían. 


jueves, 19 de marzo de 2015

Aun no tenia el premio

Aun no tenia el mayor premio de mi vida, pero al menos ya tenia un boleto. No me había atrevido a decirle que me gustaba, pero sabia que existía una oportunidad y es lo que me daba fuerza. Comencé a echar cuentas de cuantas horas tardaría en verla y tras ver mi calendario me sorprendió que tan solo me separan un par de días para coincidir de nuevo, un par de días para volver a ver y escuchar su voz. Estaba contento porque el tiempo era poco, pero nervioso porque igual que pasan los días, pasan las oportunidades.

Las cartas se acumulaban, los versos no cabían en los poemas y mis pensamientos no guardaban en mi cabeza. Me atreveré, no me atreveré, que miedo puedo tener a que me diga que no, pero al menos es una respuesta, sabre que lo he intentado. Este dilema era el que mataba mi cabeza, robaba mis sueños y hacia que esta dulzura del amor pasara a amargura. 


miércoles, 18 de marzo de 2015

Esa misma noche

Llegue a casa, con una sonrisa en los labios, cosa que hacia meses que no hacia, me sentía bien conmigo mismo, no conseguí decirle nada, pero al menos pase un buen rato con ella. No recuerdo de que hablábamos, mas bien de lo que ella me decía, como siempre yo estaba pensando en otras cosas. Apenas pude dormir, había pasado un buen rato a su lado hablando, siempre que lo había hecho había mas gente a nuestro alrededor y esta vez estábamos solos. Pude mirarla a los ojos, esos ojos castaños que nunca mas olvide, que están en mi mente grabados. 

El sueño me pudo, rendí mi cuerpo ante el sueño mas hermoso, soñar con ella, como cada día. Pero no era igual, esta vez se repetía una y mil veces ese momento vivido por ambos, en el que dialogamos un poco. Fue hermoso, despertar con esa imagen en mi cabeza, me sentí mas enamorado que nunca. 


martes, 17 de marzo de 2015

Un mes mas

Llego ese día, en el que vuelvo a ver a esa mujer, a ese rayo de luz que sale tras terminar la tormenta. Un mes mas tarde, treinta días sin verla, sin escucharla y sin apenas saber de ella, un tiempo demasiado largo. Allí estaba, igual de guapa que siempre, con una sonrisa en los labios, vestida casual, pero con ese punto elegante. Los nervios comienzan a entrar en mi, que decir, que hacer, nada de lo que había estado ensayando en casa tiene valor, el espejo no es ella y apenas recuerdo lo que decirle.

Todo comenzó con un hola que tal, de nuevo aquí, esperando para entrar. Preguntas por cortesía, que no tienen valor, pero que hacer un mindundi como yo ante una mujer como ella. Entramos a ese examen que nos valoraría, recuerdo que apenas había comenzado a explicar el profesor como es el examen y yo ya había terminado. Los nervios me comían, no podía dejar de pensar en ella y para mas narices sentada delante, no es justo la vida me golpea. Termine y salí, decepcionado, no por el suspenso, sino porque en diez minutos que estuve con ella, apenas dije nada. 

Pero la vida lanzo otra moneda, ella salio al minuto de hacerlo yo, sorprendido comencé de nuevo a hablar con ella, preguntarle que tal le había salido, y como es normal me dijo pues como a ti. Yo saque una sonrisa y dije bueno al menos ya veré a alguien conocido en la próxima convocatoria. Sonrió y pasamos un rato hablando, no pude decirle lo que sentía, pero creo que ella casi lo entendió.


lunes, 16 de marzo de 2015

Carta de amor

Comencé a escribirte unas letras y tras una hora no se como empezar, llevo mil garabatos en esta hoja, dos bolígrafos gastados y mil miradas a esa foto donde estas. Apenas hace tres semanas que no te veo, veintiún días sin saber apenas de ti, sin ver esa sonrisa, sin escucharte hablar o simplemente sin que me vaciles. Me muero de ganas, lo sabes, que pasar un rato contigo, de charlar contigo, de abrazarte... no se, de mil cosas que ni me atreviera de decir.

No se porque me gustas, pero así es, desde que te conocí llevo tu nombre grabado a fuego en mi mente, solo escucho una y otra vez esa palabra y apareces en mi mente. Me he vuelto loco, apenas como, no duermo y encima no dejo de pensar cada momento en ti. Ya no se si sentirme afortunado, sentirme como un idiota o la verdad es que no se.

El problema es que tengo tantas cosas que decirte, que ni se como empezar, supuse que escribiéndolas seria mas fácil, y sin embargo comencé esta carta y no se como termina. Espero que al menos todo te vaya muy bien y esa sonrisa siga en tus labios. 

Se despide caballero agotado.


domingo, 15 de marzo de 2015

Mas días de lo mismo

Siguieron pasando los días, yo mas enamorado de ella y sin valor de decírselo. Seguían creciendo los versos, cartas y frases de amor, las horas pensando en ellas y las noches en desvelo esperando una señal. Y llego ese largo periodo en el que no puedes verla, esas vacaciones que los días se me hacían eternos y las noches cortas. Me pasaba el día pensando en ella y las noches soñando con ella, apenas intercambiamos tres mensajes, apenas un que tal y como te va fueron las frases mas grandes. Así durante un mes mas, un mes en el que no la ves, apenas sabes nada de ella y tan solo te planteas en cuento la vea le digo que me gusta, que me encanta, que quiero estar con ella.

Aquel que era el chulito de los bares hoy asustado por no poder decir un me gusta, increíble, como han cambiado las tornas. Conoces una chica un día, te enamoras y ahora no eres capaz de decirle me gustas, sal conmigo. Este es el debate que esta e mi mente un día y otro, mientras el valor decrece, las ganas de verla aumentan. Quizas este loco, enamorado de una chica que apenas conozco, es de locos.


sábado, 14 de marzo de 2015

Un dia epecial

Y así pasaron dos mes y llego diciembre, apenas coincidíamos salvo días esporádicos, lo que comenzó siendo diario, había pasado a días concretos y finalmente a días esporádicos. Sin embargo todo seguía igual, yo sentía la misma magia que el día en que la conocí, y ella seguía hablando conmigo, incluso hasta me buscaba. Pasábamos pequeños momentos, pero muy especiales, al menos es como yo me sentí. Seguíamos con conversaciones que casi no tenían importancia, que tal estas, como te va, que hiciste ayer y poco mas, yo no me atrevía a preguntar y quizás ella tampoco. 

Pero llego un día especial, un día marcado en mi calendario, el día de mi cumpleaños y llego algo inesperado, al menos para mi. Un mensaje suyo e mi red social, guau, lo abrí con entusiasmo, como se abren los regalos el día de reyes. Mi alegría no tenia limites, saque una sonrisa de oreja a oreja, mi días cambiaron y vi una oportunidad que no se cerraba.


viernes, 13 de marzo de 2015

Carta de amor

Quizás cuando leas esta carta este lejos de ti, quizás sea mucha la distancia que nos separa o el tiempo el que ha hecho que ni siquiera recuerdes mi nombre. Da igual, tan solo espero que al menos conserves esa sonrisa que tanto me gusto desde el primer momento, esa por la que merece despertar temprano, pasar algo de frió, para ver cada mañana. Te has dado cuenta que me gustas, que me he enamorado de ti, que me he vuelto completamente loco, y quizás tenga razón, estoy enamorado de alguien que quizás no recuerde ni mi nombre.

Pero no puedo cambiar, desde que te conocí he hecho mil cosas, menos decirte a los ojos me gustas, dame una oportunidad. Me ha faltado valor, no pude decir lo que sentía en su momento y lo he pagado caro, quizás demasiado, pero es lo que me toca.

No puedo descriminarte nada, mi error de ayer son mis consecuencias de hoy, no haber hablado cuando debía es el silencio que hoy guardo. No es fácil reconocer que estas enamorado de alguien como tú, y menos cuando eres como yo. Sin embargo no es escusa. Tan solo cuídate, saca tu sonrisa y haz que al menos tus días sean increíbles.

Se despide el pretendiente sin nombre. 


jueves, 12 de marzo de 2015

Un equivoco

Que hacer si no podía decirle a la cara que me gustaba, como le hago señales para que ella se de cuenta, pues como en la actualidad, a través de las redes sociales. El problema es como agregas a alguien a una red social, cuando tan solo la conoces un poco y no la ves a diario. Pues echándole "valor", llamemosle así, ya que no podía decírselo a la cara, intentemoslo por aquí, se que no es la decisión mas acertada, pero al menos es algo. Y así sucedió, una noche me decidí a agregarla, quizás tuvo que ver algo que me tomara alguna copa el que echara algo mas de valor. Si a cientos de personas se conocen a través de la red y se comunican porque yo no. Pues asilo hice, la agregue y de vez en cuando interactuaba con ella, manteníamos conversaciones como en persona, cortas, escuetas y sin ningún valor, porque aunque me sentía tras una pantalla, seguía pensando en ella y de aquí salio este blog. Un pequeño diario de anécdotas, poemas, rimas, cartas que escribía pero que ella no leía.

Un estado tras otro mis redes sociales se actualizaban, una frase romántica, una imagen amorosa, un poema, un estribillo de canción, que todos sabían porque lo hacia, menos ella. Comencé a plantearme si de verdad podía tener una posibilidad con ella, para que perder mi tiempo si se que no. Pero la verdad es que si, no tenia novio y al parecer yo le hacia sentir bien...